Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

Neurodesarrollo de la Cognición Social

 Empezamos el 2020 continuando con nuestro ciclo informativo sobre Neurodesarrollo en esta ocasión hablando de la cognición social y la Teoría del Mente.
El origen del concepto de Teoría de la Mente se encuentra en los trabajos pioneros de Premack y Woodruf y se refiere a la habilidad para comprender y predecir la conducta de otras personas, sus conocimientos, sus intenciones, sus emociones y sus creencias: Premack y Woodruff (1978), definen TOM(Teoría de la Mente) como la habilidad para adscribir, asignar, atribuir estados mentales a otros y, a uno mismo. Estados como creer, pensar, desear, pretender.
En la TOM Intervienen dos tipos de procesos:
- Procesos cognitivos (NIVEL COGNITIVO) Reconocimiento de estados mentales cognitivos en otros. Percepción de causalidad (relaciones causa-efecto).
-Procesos afectivos (NIVEL EMOCIONAL) Reconocimiento de estados afectivos en uno mismo y en otros. Reconocimiento emociones básicas mediante la expresión facial. Empatía. Interpretación de la prosodia del interlocutor (sentidos metafóricos).  

El modelo jerárquico de cognición social  de Ochsner consta de cinco constructos: adquisición de las propiedades socioafectivas de los estímulos ;percepción de estímulos socioafectivos; inferencia de bajo nivel( la imitación y la empatía);  inferencia de alto nivel (teoría de la mente) ;sistemas de regulación sensible al contexto; que engloban procesos diversos

De forma resumida, el modelo propuesto por Ochsner sugiere que, en primer lugar, se establecen los valores socioafectivos de los estímulos y de las posibles respuestas, mediante condicionamiento. El conjunto de asociaciones resultante será lo que haga que interpretemos el mundo subjetivamente, moldeando nuestros gustos, preferencias, actitudes, etc. 


El desarrollo de la cognición social y Tom se produce siguiendo los hitos que describimos a continuación en función de la etapa de Neurodesarrollo del niño:
 A los 2-3 meses aparece la capacidad de compartir e intercambiar expresiones emocionales. Muestra la sonrisa social (3-4 meses). 


Entre los  6-12 meses, los bebés son capaces de sintonizar su atención con la dirección de la mirada del otro. El bebé comienza a integrar esquemas de acción- interacción, lo que posibilita las relaciones objeto-bebé-adulto, que darán paso a las habilidades de atención conjunta. Aparecen los protodeclarativos. Sobre los 9 meses señalan para pedir y aparecen las primeras palabras con significado (por ejemplo: papá, mamá, agua). 


A los 12 meses, cambia de rol en los juegos de turnos. Aparece la intersubjetividad primaria (contagiarse de la risa y el llanto). Conciencia del yo: sentimiento de culpa y de orgullo. 

 Entre los 18-24 meses: aparecen las primeras manifestaciones de referencia social (intersubjetividad secundaria) desarrollándose todo un mundo simbólico, origen del juego simbólico. Comprensión de que los otros tienen deseos que pueden ser diferentes a los propios. Empiezan a mostrar interés por el juego con otros niños y niñas. 


En los 24 meses, los bebés demuestran competencias que indican una conciencia de las condiciones o de las acciones que provocan emociones (situación-emoción). 
Entre los 30-36 meses: uso inicial de términos referidos a estados mentales (con verdadera función mentalista).
Entorno a los 37-48 meses aparece la comprensión de fuentes de conocimiento (perspectiva visual).  

Finalmente entre los 49-60 meses el niño aprende la  distinción entre apariencia y realidad.  Los niños de estas edades consiguen la comprensión de creencias y engaños.

Ahora que ya conocemos los hitos de Neurodesarrollo de la Cognición social si observamos que un menor no alcanza los mismos en el  período crítico de neurodesarrollo  anteriormente mencionado  , nuestra recomendación será consultar con los especialistas ( neuropediatra, pediatra, profesor , neuropsicólogo infantil , logopeda...) para que nos asesoren y se puedan estimular las zonas de desarrollo próximo de la cognición social aprovechando las plasticidad asociada a los procesos de aprendizaje de la Cognición social y facilitar el desarrollo de la misma en su período crítico de neurodesarollo. 



haz clic para copiar mailmail copiado